En la sociedad moderna estamos continuamente expuestos a una gran cantidad de estímulos, y normalmente disponemos de poco tiempo para procesarlos apropiadamente, lo que puede fácilmente conducirnos a un estado de nerviosismo, ansiedad y a una mente hiperactiva. La Meditación Asha es extremadamente útil, especialmente para aquellas personas que llevan una vida exigente.

Se ha demostrado, mediante recientes estudios científicos, que la percusión rítmica monótona modifica las ondas cerebrales. Durante la Meditación Asha, se intercalan periodos de silencio con otros de percusión monótona con maraca. Este proceso es profundamente efectivo para alcanzar el estado que conduce a la meditación. La práctica regular de Meditación Asha modifica la forma de percibir la vida diaria y ayuda a abrirse a los estados que a menudo se describen como tranquilidad, paz interior y satisfacción.

La Meditación Asha puede practicarse individualmente o en grupo. A algunas personas, asistir a grupos regulares de meditación les ayuda en su práctica individual. Hay diferentes lugares donde es posible unirse a programas regulares de Meditación Asha.

La Meditación Asha se practica a diario en el Asharum Amonines.