Meditación

Ha sido suficientemente demostrado que reservar un tiempo al día para meditar tiene efectos beneficiosos sobre la salud física y mental. Sin embargo, ¿qué es la meditación? Esta palabra se usa para dar nombre a diferentes actividades. Generalmente, se entiende que meditación tiene algo que ver con relajación, y con intentar detener los pensamientos, pero esto es muy difícil, si no imposible, porque la para la mente pensar es tan natural como lo es para el cuerpo el latido del corazón.

Intentar ser aquello que somos

Meditar significa más bien entrar en un estado en el que dejamos de interferir. Para alcanzar este estado, debemos dejar de identificarnos con nuestros pensamientos, e intentar de verdad ser lo que somos, más allá de las ideas de lo que pensamos que somos. Esto puede resultar difícil y, de hecho, durante la fase inicial meditar, más que apaciguar, puede resultar una verdadera lucha. La importancia de la meditación no subyace tanto en alcanzar el estado último, sino en realizar el camino hacia ese estado.

Descubre qué hacer con los obstáculos

A lo largo de ese camino nos encontramos con obstáculos y programas molestos. Sin embargo, al tratarse precisamente de meditación, y no de un psicoanálisis racional, durante el proceso vamos aprendiendo cómo gestionarlos y disolverlos.

Camino individual

La meditación es un proceso totalmente individual y autónomo. Implica llegar a la fuente de nuestro propio ser. Se trata de un proceso muy personal que será diferente para cada cual. La unión en Abbah es única, pero cada uno participa de esa unión de una forma particular. Esa es la belleza de la vida.

Métodos de meditación

La vida moderna ser revela altamente exigente. Estamos siendo constantemente bombardeados con estímulos y, cuando nos sentamos a meditar, normalmente suele costarnos bastante tranquilizarnos. Para este propósito, existen métodos que pueden ser de utilidad a la hora de sintonizar con el Estado Natural interior.

Meditación Mood

La Meditación Mood es una forma muy específica de meditación guiada. Como las palabras siempre necesitan atravesar el filtro de la mente consciente, no siempre son el instrumento más efectivo para revelar una toma de conciencia espiritual más profunda.

Para ese fin, Yoginâm Frédéric ha desarrollado la forma de meditación llamada Mood, a través de la cual él entra en un estado particular de conciencia más profundo el cual expresa en forma de sonido, para cuyo fin se sirve habitualmente de una pequeña harpa. Aquéllos que se abren a este sonido se benefician, a menudo inconscientemente, de una comunicación que va más allá de los filtros de la mente.

De esta forma, la Meditación Mood es como recibir bendiciones, sanación o baraka.